lunes, 24 de marzo de 2014

El Círculo de Mats Strandberg y Sara B. Elfgren, Engelsford 1


Título: El Círculo Primera parte de la trilogía Engelsford
Autores: Mats Strandberg y Sara B. Elfgren

Editorial: Maeva Young
Palabras clave sobre el género: Juvenil, urban fantasy, misterio, amistad, adolescencia

Puntuación total: 3/5
Edición: 2'5/5
Narración: 3/5
Diálogos: 3/5
Personajes: 3/5
Relaciones: 3/5

En la pasada BLC tuve la suerte de ser de las primeras en acudir a la caseta de Maeva y gracias a eso conseguí un ejemplar de esta novela que hasta el principio de este año no he podido leer. La verdad es que me quedé con tantas ganas de saber lo que ocurría después de esta primera parte que, en cuanto la terminé, me compré la segunda que ya espera en mi estantería.

Engelsford es el escenario en el que se desarrollan los sucesos que se conocen en esta lectura, en este lugar aparentemente nunca pasa nada pero algo se está gestando lentamente. La historia tiene una premisa que estaría muy bien aprovechada en una adaptación a la pequeña pantalla, los escritores ponen en danza a seis jóvenes del mismo instituto que parecen ser incompatibles entre ellas. Sus vidas, por muy diferentes que sean, se ven sacudidas por un mismo sueño lleno de fuego y humo que no comprenden. Es entonces cuando, al mismo tiempo que reciben la noticia de la muerte de un compañero, empiezan a percibir cambios en ellas mismas.

Las seis obtienen una capacidad especial, un poder mágico que atraerá problemas y fuerzas que no están preparadas para enfrentar. Ninguna puede siquiera sospechar lo que les espera, ni lo que las persigue para acabar con el poder del Círculo, que ni ellas pueden entender. Invisibilidad, persuasión, videncia… son algunas de las habilidades que desarrollan las protagonistas y que tendrán que aprender a controlar si no quieren que acaben con sus vidas.

Minoo es inteligencia y tranquilidad, nunca ha tenido un grupo de amigos porque piensa que no lograría encajar con los de su edad. Ella es la que observa y tendrá un peso muy importante a lo largo de la historia. Vanessa es todo lo contrario, su vida son los amigos y aunque es muy inteligente, lo más importante para ella es la apariencia y aquellos con los que va. Por eso su mayor temor es pasar desapercibida. Anna-Karin es inseguridad, la chica apocada cuya autoestima ha sido minada a lo largo de los años con insultos y bromas. El poder en sus manos será un arma de doble filo que la puede dejar peor parada de lo que estaba. Linnéa es un personaje que me pareció poco aprovechado, pensé que iba a tener mayor relevancia con su natural rebeldía y su vida tan destrozada, pero será una de las que menos sepamos. Rebecka, mi preferida de las seis, es vulnerable pero poderosa y será la primera en darse cuenta que si quieren lograr algo, tienen que estar juntas. Es uno de esos personajes que te gustaría que se vieran a través de los ojos de los demás para que se dieran cuenta de lo mucho que valen. Ida es la otra gran olvidada, es la chica popular que todo lo que desea es llamar la atención y tener a su séquito de seguidores alabándola. Ojalá en próximas novelas se rasque más en la superficialidad que parece tener.

Al tener tantos personajes principales y tener que introducir una trama bastante compleja que, me parece, solo llegamos a atisbar, tiene un ritmo lento que se entretiene en escenas muy cotidianas. Esto tiene un punto positivo y es que hace que una novela que debería ser completamente fantástica sea mucho más realista, pero también un punto negativo porque ralentiza la narración que podría ser más atractiva.

La narración a cuatro manos de Mats Strandberg y Sara B Elfgren me pareció de lo más aceptable porque una primera parte de saga es difícil hacerla de tal modo que enganche al lector con tantos personajes principales. Creo que escogieron muy bien el tono y la voz narrativa porque, si bien nos introducen en los pensamientos de las seis, no utilizan una primera persona y consiguen diferencial a los personajes entre sí bastante bien.

Para terminar os diré que los últimos capítulos me parecieron de lo mejor y que espero que la segunda parte continúe en este camino. La historia tiene muy buena pinta, además de muchos personajes cuyas vidas estoy deseando leer. Se lo recomiendo a los que les gustan las historias de instituto con algo de misterio y con el aditivo de la magia, que va cogiendo mucha fuerza a lo largo de la novela.

Cita:
La sangre le sale del brazo a borbotones. Él la ve, pero no siente nada, y ahora divisa unos puntos negros flotando delante de los ojos. Bailan y se expanden y se funden creciendo hasta que todo el mundo es un gran punto negro. Lo último que oye son las pisadas en el pasillo. Quienquiera que esté ahí fuera no intenta disimular. Ya no tiene por qué.