lunes, 29 de septiembre de 2014

Sombra y Hueso (Grisha 1) de Leigh Bardugo

Título: Sombra y Hueso Primera parte de la trilogía Grisha
Autora: Leigh Bardugo

Editorial: Editorial Hidra
Palabras clave sobre el género: Fantasía, juvenil, misterio, acción

Puntuación total: 4/5
Edición: 4/5
Narración: 4/5
Diálogos: 4/5
Personajes: 4/5
Relaciones: 4/5

Hace menos de un año que salió este libro en España y que yo puse mis ojos en su bonita y misteriosa portada. ¿Qué es eso? ¿Un edificio ruso? ¿Y unas astas de ciervo? A ver, a ver, que yo esto tengo que saber de qué va. Aunque después me diera cuenta de lo familiar que me era la novela por haber leído acerca de ella a varios blogueros, la primera vez que vi el libro en mis manos ya me llamó la atención.

Alina Starkov es una huérfana sin nada extraordinario en ella, salvo el hecho de tener una mente incisiva y una lengua afilada ante cualquier provocación. Pero nada de eso es importante cuando tienen la misión de embarcarse en un viaje atravesando la Sombra, una extensión oscura habitada por monstruos que asustan hasta a los más valientes. Alina es cartógrafa y está aterrada por lo que puede ocurrir, ni siquiera el hecho de contar con Mal a su lado es capaz de calmarla; él, que siempre consigue sacarle una sonrisa aunque sea tan gruñona.

Afortunadamente en la misión también contarán con el Oscuro en persona, el más poderoso después del propio rey. Él forma parte de los Grisha, los magos de élite que forman el Segundo Ejército y que son entrenados en la Corte para desempeñar lo mejor posible sus poderes. Pero nada de eso es suficiente contra la Sombra, porque en cuanto ponen un pie en ella todo se tuerce completamente. Todo se vuelve del revés para no restaurarse jamás, para empezar con la denominación de la propia Alina, que resulta ser de todo menos ordinaria.

El suceso que tiene lugar en el interior de la Sombra lo precipita todo y envían a nuestra protagonista a un lugar en el que encaja menos que en ninguna parte, sin nadie conocido y a merced de una persona a la que teme. No entiende lo que quieren de ella y tiene claro que no podrá cumplir con sus expectativas, lo peor de todo es que sabe que si no es capaz de cumplirlas, su vida correrá un serio peligro.

Como os he dicho antes Alina es inteligente y sarcástica, además de que tiene una conciencia de sí misma bastante baja, lo que provoca algunos de los momentos más cómicos de la novela. Mal, el mejor amigo de Alina, es más bien todo lo contrario a ella, se siente muy seguro de sí mismo y tiene un desparpajo social que podría envidiar más de uno. También el Oscuro supone un contrapunto al personaje de Alina, aunque el papel de este me pareció de lo mejor trabajado de la novela, es increíble lo confuso y sencillo que puede llegar a ser al mismo tiempo.

La escritura de Leigh Bardugo me ha encantado porque consigue hacer que, en un mundo supuestamente mágico, los personajes sean extremadamente reales. La narración en primera persona tiene un buen ritmo, que va dosificando la información hasta que no queda ningún detalle por saber, aunque claro, al tratarse de una primera parte de saga nos abre nuevos interrogantes para dejarnos con las ganas de más.

Para terminar quería deciros que el punto fuerte y más recomendable que veo en este principio de trilogía es que su originalidad lo toca todo. Tanto respecto a la trama, como a los personajes y la magia. Falta decir que estoy deseando leer la segunda parte y que si alguien sabe cuándo sale en español, me lo diga y así podré ponerlo en el calendario, porque no he conseguido encontrarlo.

Cita:
Sin darme cuenta, había dejado de caminar, congelada en donde estaba, incapaz de librarme del recuerdo. Cuando Mal se dio cuenta de que no seguía con él, soltó un gran suspiro de resignación y caminó hacia mí. Colocó las manos sobre mis hombros y me sacudió un poco.

1 comentario:

Mike dijo...

El segundo sale en noviembre :)