lunes, 22 de diciembre de 2014

La Sombra de la Noche de Deborah Harkness (All Souls 2)

Título: La Sombra de la Noche Segunda parte de All Souls
Autora: Deborah Harkness

Editorial: Suma de Letras
Palabras clave sobre el género: Adulto, misterio, histórico, sobrenatural, romance

Puntuación total: 4/5
Edición: 4/5
Narración: 4/5
Diálogos: 4/5
Personajes: 4/5
Relaciones: 4/5

Allá por el 2012 leí la primera parte de esta trilogía que me dejó completamente impresionada, tanto por lo buenísima lectura que había sido como por el final tan sorprendente que la escritora nos había dejado. Pese a las ganas que tenía de saber lo que ocurría con Diana y Matthew, una vez más, su extensión me echaba para atrás. Setecientas setenta páginas no se leen en un día y más si es una novela densa con mucha información que asimilar como es este caso. Aun así este pasado mes de octubre lo saqué de mi estantería para darle un merecido sitio en mis lecturas del 2014.

Por si no habéis leído la primera y maravillosa entrega de All Souls titulada El Descubrimiento de las Brujas, os diré que es una novela de fantasía adulta ambientada en la actualidad y con personajes sobrenaturales. La protagonista, Diana Bishop, es una bruja que se niega a dar uso a sus poderes y que se centra en la investigación histórica. Lleva una vida anodina hasta que sus pasos se cruzan con un libro muy especial, el Ashmole 782 y, dicho esto, si os interesa pasaros a leer la reseña que hice de la primera entrega y darle una oportunidad. A partir de ahora, precaución amigo lector porque se avecinan los spoilers de la primera parte porque esto es una reseña de continuación: se da por supuesto que, si lo lees, es porque has leído la entrega anterior.

La última vez que supimos de la pareja protagonista, Diana había aceptado que era capaz de viajar en el tiempo y utilizó su poder para regresar atrás a un mundo en el que el Ashmole 782 pudiera ser encontrado e investigado. Sus secretos son lo que más ansían todas las criaturas mágicas y ellos deben impedir que se desate la locura como en el anterior volumen. Para ello van al Londres isabelino donde no sospechan en absoluto lo que van a encontrarse, aunque sí que saben que no será sencillo.

Si la primera entrega trataba sobre la aceptación de los poderes de Diana y de su relación con Matthew, esta segunda parte es un viaje de locura hacia la familia Clairmont y todo lo que ello conlleva. No solo el poder que confiere a un miembro de la familia si no también los peligros que entraña, los enemigos y los aduladores dispuestos a cualquier cosa con tal de conseguir algo a cambio de favores.

Diana se verá arrastrada a un mundo que creía conocer, pero del que no tiene ni idea y con el que se sentirá desde el principio muy incómoda. Sus modales, su lenguaje y hasta su rostro son poco adecuados para lo que se espera de ella. Matthew sufrirá una transformación al volver atrás en su vida, los recuerdos de lo ya vivido y las personas que formaban parte de su vida en ese entonces volverán a él, haciendo que el hombre que Diana conoció en Oxford cambie hasta quedar, en ocasiones, irreconocible. Creo que los rifi rafes de la pareja protagonista es casi lo más resaltado a lo largo de la novela y a veces se hace bastante aburrido, llegando a hacerte resoplar por algunas actitudes tan poco colaboradoras. ¿Por qué? Porque lo importante en la historia me parece que era la investigación del Ashmole 782 y no los problemas maritales o los arranques dominadores de él.

Lo que sí os puedo decir es que me ha encantado la magia en este libro, esos hilos y sombras me han dejado completamente impresionada y ya el conocer a las brujas tan diferentes que se encuentran en el Londres isabelino (aunque no siempre me parecieran buenas noticias que apareciesen). Otra cosa que me ha encantado de esta segunda parte es la familia de Matthew, aunque no siempre y no todos sus miembros, pero hubo alguna que otra escena en la que se me saltaron las lágrimas de la emoción. Por último también quiero destacar los capítulos que finalizan cada una de las seis partes y que me parecieron completamente deliciosos porque la concordancia del pasado y el futuro de esta forma tan palpable me parecieron de lo mejor.

Tanto los personajes históricos como inventados son movidos por Deborah Harkness de una manera perfecta, justo en los momentos indicados y con unos diálogos y una narración que van en concordancia con los eventos. Aunque hubo algunos conflictos de los que hubiera preferido prescindir, la autora me ha vuelto a dejar impresionada con su capacidad de descripción y ritmo.

Vuelvo a decir que esta trilogía merece mucho la pena, aunque en un primer momento pueda dar pereza por pensar en lo largas que son las novelas, creo que una vez que te pones las páginas fluyen rápidamente. Diana y Matthew te acompañan en un viaje imprescindible para su evolución y no puedes perdértelo. Ahora estoy deseando leer la siguiente y última entrega.

Cita:
—Recuerda bien lo que te digo, Diana: tu amor por mi hijo segará vidas. Algunos se sacrificarán. Otros morirán porque alguien debe hacerlo y en tu mano estará decidir si lo harás tú, ellos o alguien a quien amas. Por tanto debes preguntarte lo siguiente: ¿qué importa quién aseste el golpe mortal? Si no lo haces tú, lo hará Matthew. ¿Preferirías que fuera él quien cargara con el peso de la muerte de (…) sobre su conciencia?