viernes, 13 de mayo de 2016

El crimen del ganador (Trilogía del Ganador 2) de Marie Rutkoski

Título: El crimen del ganador Segunda parte de Trilogía del Ganador
Autora: Marie Rutkoski

Editorial: Plataforma Neo
Palabras clave sobre el género: Ficción, intriga, espionaje, romance

Puntuación total: 4'5/5
Edición: 4/5
Narración: 4/5
Diálogos: 4/5
Personajes: 4'5/5
Relaciones: 4'5/5

En noviembre del 2015 os contaba lo increíble que me había parecido La maldición del ganador y las ganas que tenía de continuar con la historia de Kestrel y Arin, si me conocéis sabéis lo obsesionada (sin exageración) que he estado con la novela de Rutkoski. Por lo que, cuando Plataforma Neo quiso volver a colaborar conmigo el pasado mes de marzo con el envío de la segunda parte de la trilogía, estaba deseando ponerme con ella.

Como siempre os aviso de la existencia de spoilers en la reseña con respecto a la primera entrega de la Trilogía del Ganador. De no ser así, te recomiendo que vueles a tu librería más cercana para sumergirte en el mundo de Marie Rutkoski.

Kestrel vive en la capital del Imperio Valoriano y su frente cada día es decorada con la marca de compromiso que la une indiscutiblemente con Verex, príncipe y futuro emperador de Valoria (¡qué de uves en una frase!). Pero su posición es más incierta de lo que en un principio había pensado porque se encuentra lejos de su hogar, de su padre y de Arin, y aunque es lo que ella quiso eso no lo hace más sencillo. Veremos a Kestrel enfrentarse a un mundo lleno de caretas, de malas intenciones y de puñaladas a la vuelta de la esquina, afortunadamente nuestra protagonista es más astuta de lo que todos la consideran.

Por otro lado tenemos a Arin ostentando el cargo de gobernador de Herrán y lidiando con todo lo que supone serlo. Su papel me parecido más enrevesado y complicado de lo que ya era en la anterior novela. La mera presencia de él en cualquier lugar ya levanta suspicacias y su natural tendencia a reaccionar ante las injusticias le va a seguir acarreando ciertos problemas.

Si en La maldición del ganador conocíamos la injusta situación de los esclavos herraníes y asistíamos a una revolución que toma a todos por sorpresa, en El crimen del ganador viviremos una constante sensación de desazón esperando que la situación les estalle en la cara a los personajes. Os puedo contar que, en más de una ocasión, he tenido que dejar de leer por lo tensa que me encontraba.

Los personajes vuelven a ser un pilar fundamental. Kestrel ha evolucionado, ya no se siente tan segura y llega a dudar hasta sí mismo, esto hace que sea un personaje más atractivo porque cuando somos más vulnerables es cuando mostramos cómo somos realmente. Su mente práctica, despierta y bien amueblada la salvará de incontables ocasiones pero se las verá con su talón de Aquiles en demasiadas ocasiones a lo largo de la novela y ella sabe que eso puede ser su perdición. Arin se siente una pieza en una partida del Muerde y Pica que él no ha querido jugar, continúa tratando de hallar una respuesta a sus preguntas, algo que lo perseguirá durante toda esta entrega y que le llevará a unos límites que no sabía que podía cruzar. Personalmente creo que él es un personaje que necesita mantenerse ocupado para funcionar y que, en los peores momentos, brilla más que ningún otro. Sin duda los dos son protagonistas que sufren y que aprenden a sacar fuerzas de flaqueza, algo que te hace disfrutar como lector.

No quiero olvidarme de hablar de Tensen, en Ministro de Agricultura Herraní que depara muchas sorpresas y del que mi colega Lady Librera ya me había hablado muy bien. Es un personaje que sirve de apoyo y de medio para muchos de los sucesos que se dan lugar en la novela, del que hay mucho que aprender. También es fundamental el personaje del emperador, sus escenas son las más tensas y complicadas de sobrellevar para Kestrel. No es alguien cualquiera, es quien tiene bajo su control el imperio y desea que nuestra protagonista sea su sucesora. Lo que me lleva a hablaros de Verex, el príncipe valoriano que encierra más atractivo de lo que puedes pensar en un principio.

Marie Rutkoski mantiene la sencillez en su narración, la construcción de la trama desde el punto de vista de sus personajes sin decirnos más que lo que saben ellos. Esto hace que la intriga te haga pensar que puede explotarte la cabeza. Se nota una maduración de los personajes y el trabajo que la autora les ha dedicado con mucho esfuerzo. Sin duda el punto fuerte continúa siendo la psicología del personaje de Kestrel tanto en diálogos como en reflexiones personales. Pero no me puedo olvidar de remarcar lo mucho que me gusta el mundo que ha creado, ya que en esta entrega nos expandimos y conocemos más datos de este universo.

El crimen del ganador es una segunda entrega con un suspense que te mantendrá pegado a las páginas del libro. Una trama apasionante, unos diálogos inteligentes y unos personajes arriesgados que pueden jugarse más de lo que imaginan. Kestrel se encuentra en la boca del lobo y se tendrá que valer de toda su astucia para no ser devorada.

Cita:
La mente de Kestrel era como una criatura feroz: hermosa y de garras afiladas y que se oponía con todas sus fuerzas a que la capturasen.

2 comentarios:

Lady Librera Presenta dijo...

Fantástica reseña! Coincido contigo en todo. Sólo nos queda esperar el desenlace con ganas! Y saber si viene con portada roja o verde jejeje.
Saludos!
Pd; Me encanta leer esta reseña. Fue mi primera... y tu quién la leyó en forma beta.
Besos

Marta Cruces Díaz dijo...

La portada roja es necesaria, Lady Librera. A ver con qué nos sorprende Rutkoski en la tercera parte. Sin duda esa primera reseña tan bien escogida y que quedó estupenda se merecía ser mencionada aquí.