miércoles, 8 de julio de 2015

La chica del león negro de Alba Quintas Garciandia

Título: La chica del león negro
Autora: Alba Quintas Garciandia

Editorial: Plataforma Neo
Palabras clave sobre el género: Fantasía, misterio, arte, psicología, madurez, amor

Puntuación total: 4/5
Edición: 4/5
Narracion: 4'5/5
Diálogos: 3'5/5
Personajes: 4/5
Relaciones: 4/5

Antes de nada, quería dar las gracias a la editorial Plataforma Neo por facilitarme un ejemplar de la novela para reseñarlo, porque lo he disfrutado como una enana.

Cuando se pronunció el fallo del Premio Plataforma Neo 2015 no sabía por quién alegrarme más, porque tanto la ganadora como la finalista me hacía muchísima ilusión poder leerlas. En este caso Alba Quintas quedó finalista con La chica del león negro que en vez de leerse, se devora. Personalmente, ya la he leído en dos ocasiones más, en Al otro lado de la pantalla y con Globe, siendo ambas muy diferentes entre sí y también con respecto a esta tercera novela publicada. Lo que está claro es que podemos esperar grandes cosas de esta joven escritora de grandes ideas.

La chica del león negro comienza muy fuerte, nos presenta la desesperación de un artista cuando se ha perdido a sí mismo, cuando pierde la capacidad de crear y recurre a ellos, a los Delirantes para hacer un trato. La autora lo explica de una forma muy sencilla y, gracias a eso, el lector tiene una base para enfrentarse a lo que va a venir a continuación. A Némesis.

Afortunadamente, Alba nos deja en manos de un guía un poco particular que nos habla a través de páginas negras, que nos permite acompañarle en su papel de observador ante la historia de Serena, la protagonista. Una joven acompañada por un precioso león negro que busca sin descanso entre las calles de Némesis, siendo el azote de aquellos tan necios como para buscar y ayudar a los Delirantes. Ella es el centro de la historia, su búsqueda es el motor de la novela y su motivación es lo más interesante.

Serena proviene de nuestro mundo, de la Tierra y no tiene una vida sencilla. Vive con su madre y lee una y otra vez los diarios de su padre, que perdió la vida hace tiempo dejando un trabajo inconcluso. Un trabajo que Serena quiere terminar para poder tener un futuro junto a la persona que ama, Pascal. Me ha parecido una protagonista sublime, con inseguridades y la motivación de una persona que te puedes cruzar por la calle. Me sentí muy identificada con ella y su pasión por la escritura, y por la manera en la que está descrito yo diría que incluso la autora misma ha dejado salir algo de su propia relación con este arte en esos fragmentos. Además, su transformación al entrar en Némesis, la coraza que interpone entre ella y el resto de los que se encuentra en Némesis y la incansable búsqueda que la mantiene concentrada en su objetivo final son rasgos de su personalidad que la hacen una buena protagonista. No puedo dejar esta pequeña opinión sobre Serena sin decir que hasta su nombre está bien escogido, en constante contraposición con los Delirantes.

También es verdad que nada de esto sucedería de no existir Pascal, cosa que tendréis que descubrir leyendo porque es mejor guardar todos los secretos de la novela para la lectura. Sí que os diré que me ha parecido increíble la forma de plasmar en el papel algo tan difícil de transmitir. Es un personaje complejo y con muchas capas que se van descubriendo a lo largo de la historia, desgranándose poco a poco y a su propio ritmo, como el mismo Pascal. Me encantó como Alba nos presenta su relación con Serena y como se desenvuelve durante toda la novela. (Amigos míos, esto es una verdadera historia de amor y lo demás son tonterías).

No quiero hablar de más personajes, porque creo que todo lo que diría sería spoiler, pero sí que os hablo de la ambientación, de lo bien que marca el paso de la realidad a Némesis con una lúgubre narración. La ciudad en la que Serena se adentra es un lugar oscuro, que asusta aunque seas valiente y que eres un necio si no te da miedo. Los Delirantes me parecieron el culmen de la creatividad, tan terribles como acertados en sus palabras y descripciones. Me gustaría saber más de ellos por lo misteriosos y peligrosos que me parecieron.

En cuanto a la escritura, Alba Quintas vuelve a dejarme sin palabras como hizo con Globe porque se mueve como pez en el agua. Es creatividad en estado puro y un mundo tan trabajado que se siente como real. No necesita descripciones grandilocuentes porque sus palabras están elegidas con cuidado y naturalidad. Particularmente, admiro su forma de hablar del arte, con frases acertadas y preciosas.

Para terminar os diré que si buscáis una novela sobre las pasiones del alma que os sorprenda, creo que su toque fantástico y su narración especial os conquistará. No os podéis perder a esta escritora que (ya lo veréis) llegará hasta lo más alto.

Cita:
El arte era acerca de crear, no de destruir. No de arruinarse a uno mismo. Para Serena, el arte era la vida que ella quería, su esperanza, lo que realmente tiraba de ella, incluso en sus momentos más bajos. El arte y la esperanza iban unidos. No tenía sentido entregar la segunda a cambio del primero.