miércoles, 5 de febrero de 2014

El último héroe del Olimpo de Rick Riordan Percy Jackson y los dioses del Olimpo 5


Título: El último héroe del Olimpo Quinta parte de Percy Jackson y los dioses del Olimpo
Autor: Rick Riordan

Editorial: Salamandra
Palabras clave sobre el género: Fantasía, juvenil, mitología, acción, amistad

Puntuación total: 4/5
Edición: 3/5
Narración: 4/5
Diálogos: 4/5
Personajes: 4/5
Relaciones: 4/5

El pasado año 2013 le di la oportunidad a una de esas sagas que siempre se quedaba en pendientes, Percy Jackson y los dioses del Olimpo y ahora que termino mi viaje por los mitos griegos me arrepiento de no haberlo hecho antes. Por si acaso aviso que esta reseña contiene spoilers de las anteriores novelas de la saga.

La novela tiene un comienzo distendido que me sorprendió ligeramente por la forma en la que había terminado la entrega anterior, pero en el segundo capítulo la acción hace acto de presencia y se mantiene hasta las últimas páginas. Ya desde el principio los personajes saben lo que se están jugando y la razón por la que lo hacen.

Rick Riordan dejó dispuesto el tablero para la batalla épica entre Cronos y el Olimpo. La batalla por el poder del mar ya había comenzado, utilizando Poseidón todas sus fuerzas para enfrentarse a Océano. Por otro lado Tifón, una de las criaturas que más les había costado derrotar a los olímpicos cuando se enfrentaron a su padre, se acerca inexorablemente hacia Nueva York, en forma de catástrofe natural, con intención de destruir el Monte Olimpo. Y eso son solo dos de los ejemplos que podemos encontrar en esta última entrega.

Los peligros que acechan a Percy, sus amigos y su familia son incontables, pero no solo proceden de criaturas horrendas que pueden esperarse… también hay una profecía que lleva persiguiendo a nuestro protagonista desde que descubrió que era hijo de uno de los tres grandes. Será aquí cuando por fin se descubrirá lo que la Oráculo dijo del héroe que podría destruir el Olimpo.

En este libro se descubrirán todos los interrogantes pendientes, sabremos más de Luke y su odio por Hermes, del Oráculo que se encuentra en la buhardilla de la Casa Grande y del famoso y escalofriante plan que Nico di Angelo ha tramado. Percy, como siempre, tendrá que nadar en un mar de incertidumbre, tratando de hacer siempre lo correcto para que sus amigos no sufran.

Los personajes ya son completamente redondos en esta última entrega. Más que imaginarios, parecen tangibles y familiares, como unos amigos. Percy ha crecido y se ha convertido en un verdadero héroe, aunque continúa sin ver lo mucho que vale. Annabeth ha perdido parte de su vitalidad de anteriores entregas, aunque viendo su situación es comprensible, además por fin se atreverá a dar algunos pasos que esperaba desde hace tiempo. Grover, el compañero fiel y divertido sátiro, será una constante en el pensamiento de todos. Nico di Angelo volvió a reafirmarse como mi personaje preferido (después de Percy) por lo complejo y lo sufrido de su papel en la historia.

En cuanto a la escritura de Rick Riordan, se ha mantenido en el mismo punto de diálogos divertidos, descripciones con los datos justos y necesarios y una imaginación desbordante para aunar mitología y fantasía para conseguir un toque propio.

Para terminar os diré que si aún no le habéis dado una oportunidad, no sé a qué esperáis. Yo, por lo pronto, continuaré con la segunda saga que Riordan ha escrito sobre la mitología egipcia y con la romana, en la que (según tengo entendido) salen muchos de los personajes de este original mundo.

Partes anteriores de la saga reseñadas en el blog:
El ladrón del rayo
El mar de los monstruos
La maldición del titán
La Batalla del Laberinto

Cita:
Un acogedor fuego ardía en un anillo de piedras. Una niña de unos ocho años estaba sentada con las piernas cruzadas junto a la señorita O´Leary, rascándole las orejas. La niña tenía cabello castaño esponjoso y un simple vestido café.