lunes, 11 de enero de 2016

Balance del 2015 y pensando en el 2016

Sí, ya sé que esta entrada llega con algo de retraso porque nos estamos acercando al final de la primera quincena del año y yo aún no había dicho ni pío en 2016. Esta entrada supone el pistoletazo de salida oficial para este año y una declaración de intenciones. Pero antes de eso, no podemos dejar marchar al 2015 sin más porque ha traído 70 lecturas de lo más variadas.

El 12 de enero del pasado año me propuse leer esta cifra que para mí era inalcanzable y el mismo 31 de diciembre pude marcar como superado este reto personal. Os dejo aquí el link directo a la lista de las novelas, cómics y mangas que he tenido la suerte de leer el año pasado.

Para empezar el año leí Leal, la polémica y tercera parte de Divergente y lo hice por temor a que, mientras trabajaba en Fnac me spoilearan el final. En cuanto a qué me pareció, Veronica Roth se ganó toda mi admiración por el final tan arriesgado que dio a su trilogía y que muchos otros autores no se han atrevido a escribir. El único que podía mantener el hilo de las novelas a la misma altura que lo comenzó.

Aunque cuando publique esta entrada ya no podréis encontrarlo, en 2015 me propuse también el reto personal de releer la saga completa de Harry Potter, algo que me ha marcado tanto a mí como a muchos lectores de todo el mundo. Este reto lo realicé con mi amiga Cristina y ambas lo pasamos como enanas descubriendo todo aquello que nuestra mente había olvidado o que ni siquiera se había fijado. Recomiendo muchísimo hacer esto porque no sabéis la cantidad de guiños que Rowling ha ido dejando a lo largo de la saga y de las que, sin tener la imagen completa, es imposible percatarse. En esta relectura aprecié mucho más al personaje de Harry y vi con otros ojos a Draco, además de volver a enamorarme tanto de Sirius como de Ron, Hermione y Neville. Pero por encima de todo, Dumbledore ha tomado una nueva dimensión para mí desde este año. Y como me conozco y sé que me podría tirar horas escribiendo sobre todos y cada uno de los personajes de esta maravillosa saga, es mejor que lo deje por el momento...

Además, próximamente podremos volver a este mundo gracias a la trilogía de Animales fantásticos y donde encontrarlos, cuya primera parte llegará a finales de este 2016 a los cines. Sí, estoy deseándolo ya mismo.

Y de un clásico de mis estanterías a una gran revelación en las mismas: Seraphina de Rachel Hartman fue para mí una de las mejores lecturas sin duda. No solo por el mundo imaginado por la autora, por ser capaz de hacer escuchar la música de la protagonista a través de sus letras o por la nueva forma que les ha dado a las tan manidas criaturas que son los dragones en la literatura fantástica. Si no por saber construir una historia que sorprende, que te mantiene en completa alerta durante todas sus páginas y que te hace preocuparte y enorgullecerte por la protagonista. Nocturna fue la editorial que trajo la primera parte y creo que en poco tiempo podremos encontrar la segunda en librerías. Entonces todos a los que conquistó con la primera parte, podremos ver los misterios desvelados y el final de todas las tramas de esta bilogía tan sorprendente. Además la edición es una preciosidad, ¡completamente recomendada!

Otro gran logro que me puedo atribuir en este año ya finalizado es que pude rendir cuentas conmigo misma y finalizar el inacabado reto de Jane Austen que me propuse allá por el 2013 y que ya no era justificable. Es un reto que se me hacía cuesta arriba no porque las novelas no me gustaran, si no porque trataba de hacer una lectura lo más profunda posible y Mansfield Park (que reseñaré este semana para el blog) resultó ser la última novela leída en 2015. Después de haber disfrutado de historias tan irónicas y con personajes inolvidables, confirmo a esta autora como una de mis preferidas. No solo por la fuerza de su narración, si no por crear unas historias que te hacen reír, llorar y clavarse en lo más hondo de tu mente. Creó unas historias de amor que traspasan las barreras del idioma, el tiempo y las condiciones sociales; pero su forma de comprender la mente humana y todas sus miserias son lo que pone su nombre en la historia de la literatura.

Bueno y ahora me queda ver todas y cada una de las adaptaciones que se han hecho de las novelas, porque muchas las tengo pendientes.

Cuando estábamos acercándonos a la mitad del año y la Editorial SM hizo públicos los ganadores de sus premios literarios, sacó a la luz una joya preciosa. El mar de Patricia García-Rojo fue la ganadora del Premio Gran Angular 2015 y ya solo por al edición merece la pena tenerla en tu estantería. Pero es que, lo más importante, la historia que cuenta es verdaderamente especial. De estas que te cambian un mal día y hacen que te des cuenta de que las cosas van a ir a mejor. ¿Qué deciros de esta novela? Que su historia trata sobre un misterio y un tesoro... Realmente creo que es mejor que conozcáis por vosotros mismos a Rob, su protagonista, y que os lo cuente él, que se le da mucho mejor que a mí.

Por lo pronto, para este año una de las primeras reseñas será Lobo. El Camino de la Venganza, otra de las novelas publicadas de esta autora.

Como autora revelación de este año, aunque ya la conocía, destacaré a Alba Quintás Garciandia que con Globe me sorprendió con un mundo centrado en el teatro y con una trama de misterio muy bien hilada, mientras que con La chica del león negro (finalista del Premio Plataforma Neo 2015) construyó el mundo de Némesis en el que las pasiones humanas toman forma tangible y una chica intenta encontrar las respuestas a unas preguntas demasiado complicadas para su mundo real. Su narración mejora a pasos agigantados y sus historias ganan una consistencia que le auguran un futuro brillante.

Cuando el año ya estaba llegando a su fin leí Contra la fuerza del viento de la ya conocida por aquí Victoria Álvarez. Esta novela fue la última reseñada en 2015 y como está muy reciente solo os diré que continúa el Ciclo de Dreaming Spires y que si no lo conocéis... os lo recomiendo muchísimo. Para los que no lo conozcáis, es una trilogía de misterio sobrenatural con una ambientación cuidada y unos personajes que adquieren una redondez más propia de una persona que de un elemento perteneciente a una novela. Para los que sois listos y ya lo habéis leído, queda muy poco para El sabor de tus heridas que finalizará con las aventuras de nuestros investigadores y que estoy deseando leer más pronto que tarde.

Y, aún a riesgo de ser una pesada, también introduzco en esta revisión del 2015 Todas las hadas del reino de Laura Gallego. Es una novela que reinventa el mundo de los cuentos de hadas tomando como figura protagonista a un personaje que normalmente suele ser el vehículo para que los héroes o las damiselas de los cuentos consigan lo que quieran. Camelia es un hada madrina muy concienzuda a quien le encargan un caso de lo más peculiar. Todo ello con el toque propio de Laura que hace de sus novelas algo especial y ciertamente mágico.




El 2015 no ha sido solo un año de grandes lecturas si no también de la escritura de mi primera novela a cuatro manos, Pablo y yo terminamos de escribir Siete en el mes de junio. La historia que hemos construido ha sido toda una aventura que nos ha hecho divertirnos y aprender el uno de otro. Desde entonces la han leído más de una decena de personas y estamos aprendiendo de sus consejos y correcciones, que siempre nos han resultado de muchísima ayuda. Además de que estamos queriendo conseguir que llegue a más gente con su publicación editorial. Crucemos los dedos para que el 2016 nos traiga una buenísima noticia.

Pero aunque estamos a la espera, Pablo y yo no nos quedamos quietos mucho tiempo y en verano comenzamos a elucubrar una nueva historia que contar juntos y esa es El reloj atemporal que seguirá siendo un reto en el 2016. No tengo duda de que en unos meses la línea de progreso llegará al 100%.

Por otro lado y en solitario durante el NaNoWriMo 2015 comencé una historia titulada provisionalmente Arriesga y ganarás realista y de género romántico con la que gané el reto, puesto que llegué a las 50.000 palabras el 30 de noviembre. Esto de por sí ya fue una gran satisfacción, pero desde entonces tampoco he tenido mucho tiempo para dedicarle y quiero cambiar eso de cara al 2016. Con esto quiero decir que me reto a mí misma a tenerla finalizada para marzo de este año como tarde y para ello pondré una barra de progreso a la derecha (aunque espero que no dure mucho).

Por último y dándome cuenta de lo mucho que me he extendido, mi reto personal para el 2016 será leer un total de 80 libros. El reto lleva puesto en mi página de Goodreads desde el 1 de enero y aún no he sumado ningún libro pero yo de esos lectores que pueden estar 10 días con el mismo libro y luego en dos días se lee tres de un tirón, así que por el momento no estoy preocupada. Seguro que los que me conocen sabrán que he dicho esto último con la voz un poco más aguda de lo normal porque sí, ya estoy preocupada por no llegar a mi cifra autoimpuesta.

Además también reemplazaré pronto los retos de Jane Austen y de Harry Potter con nuevas incorporaciones. Se admiten sugerencias, aunque creo que ya tengo tomada casi la decisión.

Para terminar con esto os recomiendo Entre tonos de gris de Ruta Sepetys, que creo que es la novela que más me ha marcado en este año pasado. Me hizo reflexionar y espeluznarme por la naturaleza humana. Se trata de una novela que recorre junto a una familia el camino que tiene que realizar desde Lituania hasta el corazón de Siberia, pasando incontables penurias. Lina Vilkas, su madre y su hermano son personajes casi de carne y hueso con los que sufres y te emocionas hasta quedarte sin lágrimas. No lo recomendaría a cualquiera porque es una novela dramática pero os diría que le dierais una oportunidad igualmente porque merece muchísimo la pena.

¿Y vosotros qué? ¿Coincidimos en alguna de las lecturas que he destacado? ¿Qué os habéis propuesto para el 2016 en cuanto a libros?